Archivo de Autor

Música clásica de marte   Leave a comment

screenshot_6

Charly García llegó a la conclusión de que el 80% de las bocinas de los autos estaban en la nota Si. No llegaba a los 3 años cuando sus padres le regalaron un pianito de juguete. Su primera actuación en público fue el 6 de octubre de 1956. Se cuenta en la biografía “No digas nada” (1997, Sudamericana), del periodista Sergio Marchi, que en el medio de interpretaciones de Chopin —su compositor clásico preferido— Charly comenzaba a meter melodías propias, pero, salvo su profesora, nadie se daba cuenta. Fue formado para ser un concertista, no un creador. Hasta que llegaron los Beatles a su vida. “Es música clásica de marte”, dijo. Lo primero que escuchó de ellos fue There’s a place (del álbum Please Please me, 1963): “Me di cuenta de lo que pasaba con las cuartas y un par de cosas interesantes más —recordó en un reportaje—. Y ahí, ¡kaboooom!, acabó mi carrera de músico clásico”.

Anuncios

Publicado enero 13, 2019 por danielmecca en Breves, Canciones y discos recomendados

La uruguaya   Leave a comment

maria-esther-gilio-4

Jacobo Timerman se cruzó a la uruguaya María Esther Gilio en un pasillo de La Opinión: “Che, ¡qué cagada me encajaste! ¿Cómo hiciste para convencer a Juan de que te publicara eso?”. Juan era Juan Gelman, entonces director de cultura del diario, y le había publicado a Gilio una entrevista con Pablo Neruda. Otra vez, en un reportaje, Ringo Bonavena –mientras manejaba un Mercedes sport blanco tapizado en cuero negro– le preguntó: “Digame, ¿es buena periodista usted?”. La misma periodista que, en 1967, esperó tres noches a Aníbal Troilo para entrevistarlo. En determinado momento, Pichuco le dijo: “Tengo ganas de hablarle largamente de mi madre. Ponga así: mi madre es todo”. Sus reportajes son memorables, manuales de la conversación para todo periodista. En rigor, Gilio había querido ser psicoanalista desde los 14 años cuando leyó Análisis Profano, de Freud. En 2010, libros del Zorzal publicó su libro de conversaciones con grandes psicoanalistas. Ella lo tituló: “Cuando los que escuchan hablan”. Murió el 27 de agosto de 2011 en Montevideo, su ciudad.

Publicado enero 11, 2019 por danielmecca en Apuntes taller de periodismo, Breves

Déjalo sangrar   Leave a comment

50287028_10217974285448384_1238033797769854976_n

Lewis Brian Hopkin-Jones había nacido en Cheltenham un 28 de febrero de 1942. Sus informes del colegio lo calificaban de “introvertido, paranoico y resentido hacia cualquier forma de autoridad”. Aquello que hoy conocemos como los Rolling Stones tuvo uno de sus orígenes con un aviso que él publicó en la revista Jazz News: Brian Jones, multiinstrumentista, buscaba músicos. Esa condición extraordinaria de Jones atravesará la primera estética stone: la cítara en “Paint in Black”; la tampura en “Mother’s Little Helper”, el dulcimer en “Lady Jane”; los arreglos barrocos en “Ruby Tuesday”; la marimba en “Under my Thumb”; el melotrón en “2000 light years from home”. Jones murió durante las grabaciones del disco Let It Bleed —llegó a grabar dos temas como la percusión en la blusera Midnight Rambler—. El disco fue editado en 1969 y del cual este año se cumple el 50 aniversario; un álbum que incorporará en su lugar a Mick Taylor, que la romperá toda como guitarrista en Sticky Fingers.

Publicado enero 11, 2019 por danielmecca en Breves

Miles Ahead   Leave a comment

screenshot_49

Miles Ahead, de 1957, es uno de los mejores álbumes de Miles Davis. Es una histórica grabación con Davis como único solista acompañado por una big band dirigida por el extraordinario arreglista Gil Evans, que inaugurará la colaboración entre ambos. Contó Davis que, una vez publicado Miles Ahead, Dizzy Gillespie fue un día a verlo y le pidió un ejemplar del disco porque, según le dijo, el que ya tenía lo había escuchado tanto que terminó por desgastarse en tres semanas. Entonces Dizzy le dijo a Miles sobre el disco: “Es lo más grande”. Davis contó también en su autobiografía que el propio Gil Evans lo llamaba por teléfono a las 3 de la madrugada para decirle sobre el primer tema del aĺbum: “Si alguna vez estás deprimido, Miles, escucha Springsville”. Y colgaba el teléfono.

Publicado enero 10, 2019 por danielmecca en Breves, Canciones y discos recomendados, Perfiles

Morella   Leave a comment

screenshot_48

En 1963, en una entrevista con María Esther Vázquez, Borges recordaba que el género policial había nacido con Edgar Allan Poe, con The Murders in the Rue Morgue, en 1841. Él prefería traducirlo como “Los crímenes de la calle Morgue” contra la posibilidad de “Los asesinatos de la calle Morgue”, ya que la palabra ‘crimen’ —decía— tiene la misma fuerza que la palabra ‘murder’ en inglés y, en cambio, la palabra ‘asesinato’ se debilita por las dos eses. Uno de los cuentos más fabulosos de Poe es Morella, de unos pocos años antes, 1835: es particularmente buena la traducción de Julio Cortázar del momento más alto del texto (“I am dying, yet shall I live”) que escribe como “Me muero y sin embargo viviré” y no el “estoy muriendo y sin embargo viviré”. En 2000, en el disco Verde Paisaje del Infierno, Los Piojos hicieron una canción muy lograda sobre el cuento y tradujeron ese momento de una forma muy interesante, también: “Mirame bien, puedo morir y una y mil veces renacer”.

Publicado enero 10, 2019 por danielmecca en Breves, Literatura

El momento decisivo   Leave a comment

dennis-stock

Para Henri Cartier-Bresson no había nada en este mundo que no tuviera un momento decisivo. Para ello —decía— era preciso aproximarse en puntillas aunque se trate de naturaleza muerta, sigiloso como un gato, pero con el ojo vigilante, sin atropellos. Lo decía con estas palabras: “Me niego a ser un abanderado, yo que he intentado pasar desapercibido toda mi vida para observar mejor”. El día de la coronación de Jorge VI, en mayo de 1937, le dio la espalda al rey y fotografió al pueblo que miraba. En 1952, en su libro Images à la sauvett, escribió: “Fotografiar es poner la cabeza, el ojo y el corazón en el mismo punto de mira”.

Publicado enero 9, 2019 por danielmecca en Breves, Fotografía

Promoción de libros de poesía   Leave a comment

promo final

Les comparto esta promoción por mis últimos dos libros de poesía (“Lírico”, 2014 y “Haikus Periodísticos”, 2016). Ante cualquier consulta se pueden contactar a danielmeccaok@gmail.com. Dejo aquí debajo, finalmente, los prólogos de ambos libros. Muchas gracias por compartir.

Prólogo de “Lírico”, escrito por el poeta Eduardo Mileo (Ediciones en Danza, diciembre 2014).

Lírica es la voz de la mirada íntima. Pero lo íntimo que aflora, hiende el aire con su canto. El yo lírico afronta su orfandad con una música que hiere. Busca en la tradición una madre, y en la ruptura, un silencio que le devuelva el eco. La voz lírica es presencia de lo que huyó, necesidad de la infancia.

Una escena cualquiera busca su lenguaje, y la lírica la encuentra en el momento del desmayo. La escena se desvanece, y en el temblor previo a la fuga, la lengua la pone frente a los ojos. La lírica es dolor en movimiento, alegría en ebullición, vida que tirita en el infierno.

La voz lírica es voz apasionada. Un yo que sufre en desalojo. Una herida que busca en la lengua la unidad. Voz que el amor hace hablar. Y en el amor se entrega y se convierte en eco, huella de una palabra que fue, pero que sigue sonando. Estrella extinguida que brilla en el presente. Paraíso perdido en el cuerpo y recuperado en la imagen. Desgarro cuya sangre ilumina.

Cuerpo que en la música encuentra compañía, y cantando se encuentra con los otros. Los otros que hay en uno nos muestran el camino del abrazo. La lírica es un coro de una única voz. Pero una voz común, cuyo timbre es la unión de muchas voces. Así se reconoce y late en los demás. Así se recrea en un diálogo callado. Y es emoción estética y cardíaca.

“Donde ocurre / el corazón / el mundo es cierto”, dice Daniel Mecca en Lírico, su segundo libro de poemas. Certeza de la intuición, plenitud del instante, ética de la pasión, la lírica dirige su voz a una vida que merezca ser vivida, y su deseo se enfrenta, por tanto, con una realidad que lo rechaza. La lírica canta un mundo íntimo porque el mundo la censura. La paradoja de la vida es esa imposición, y por eso “vivir oculta una agonía”.

El amor es el motor del libro, y el dolor es el resultado de vivirlo apasionadamente. Daniel Mecca no cree que, para hallar a su musa, le baste con abrir los ojos; “tu nombre es instante”, le dice en el momento en que se esfuma, efímero. La lírica canta a un amor que es, como el horizonte, inalcanzable, a una vida vivida a la intemperie.

Como “latir es una orilla incierta”, la vida se produce en alta mar. Ese magma indistinto, siempre cambiante, siempre el mismo, lo invita a “abrirse al precipicio / donde / miro en mí”. Abismo del instante, abierto a lo perecedero, a la vida que en el fondo es fuego y es ceniza, “tierra incierta”.

¿Qué canta la lírica? No es la voz de la nostalgia, sino la de la fugacidad. El universo que estalla en el corazón y nos obliga a cantar su silencio, lo que es imposible decir porque decirlo ya está en otra parte: es “canto y olvido”.

Daniel Mecca se entrega al olvido con la convicción de que hacemos también lo que vendrá. Seremos olvido, pero el canto que fuimos seguirá cantando. Lírico es un libro que cree en la poesía como hacedora de mundos, palimpsesto vivo que otros seguirán escribiendo como se escribe la vida, sin garantías, incansablemente.

————————————————-

Prólogo a la edición de Haikus periodísticos (Por Daniel Mecca)

La poesía y el periodismo comparten raíces: la brevedad de la palabra, la síntesis, la determinación de un ángulo. Haikus periodísticos nace como vínculo entre ambos géneros y busca crear, así, un sentido nuevo.

Para ello se utilizó lo elemental del género periodístico: establecer un límite en la cantidad de caracteres y evitar repeticiones entre los componentes de cada entrada —el texto y el paratexto.

Se decidió reproducir la rigurosidad de los caracteres periodísticos por medio del modelo tradicional del haiku, con tres versos de cinco, siete y cinco sílabas.

Cada poema corresponde a una noticia diaria; comienza, arbitrariamente, el sábado 29 de agosto de 2015 y concluye, también arbitrariamente, el viernes 23 de octubre del mismo año. Son 56 poemas. 56 días.

Dialogan, de este modo, el pasado de la noticia elegida, el presente en que se lee este libro y el futuro que, en su perduración, desprende todo objeto creado.

La idea de un poema por día pretende emular la disciplina de la labor en una redacción. Las noticias elegidas corresponden a ediciones de papel de diarios y revistas, tanto nacionales como internacionales, para conectar con el formato clásico de papel del género poesía.

Los temas abordados en los poemas responden también a un criterio periodístico: se buscó contemplar la mayoría de las secciones que constituyen un diario, desde política a deportes.

La elección de una noticia, entre todas las noticias de un día, fue una decisión ideológica. No solo por una determinada visión política de la realidad, sino también por una concepción artística, deportiva y de interés cultural en general.

Dichos haikus periodísticos tienen una bajada de línea política al igual que sucede con las noticias en los medios de prensa. Pero, a diferencia de aquellos, estos abordan cada tema sin hipocresías de falsa neutralidad, buscando poner en crisis la ilusión de objetividad.

Finalmente, la tensión: entre lo creado para la memoria y lo escrito para el olvido.

Publicado enero 8, 2019 por danielmecca en Mis poemas, Poesía, Talleres