Música clásica de marte   Leave a comment

screenshot_6

Charly García llegó a la conclusión de que el 80% de las bocinas de los autos estaban en la nota Si. No llegaba a los 3 años cuando sus padres le regalaron un pianito de juguete. Su primera actuación en público fue el 6 de octubre de 1956. Se cuenta en la biografía “No digas nada” (1997, Sudamericana), del periodista Sergio Marchi, que en el medio de interpretaciones de Chopin —su compositor clásico preferido— Charly comenzaba a meter melodías propias, pero, salvo su profesora, nadie se daba cuenta. Fue formado para ser un concertista, no un creador. Hasta que llegaron los Beatles a su vida. “Es música clásica de marte”, dijo. Lo primero que escuchó de ellos fue There’s a place (del álbum Please Please me, 1963): “Me di cuenta de lo que pasaba con las cuartas y un par de cosas interesantes más —recordó en un reportaje—. Y ahí, ¡kaboooom!, acabó mi carrera de músico clásico”.

Anuncios

Publicado enero 13, 2019 por danielmecca en Breves, Canciones y discos recomendados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: