La uruguaya   Leave a comment

maria-esther-gilio-4

Jacobo Timerman se cruzó a la uruguaya María Esther Gilio en un pasillo de La Opinión: “Che, ¡qué cagada me encajaste! ¿Cómo hiciste para convencer a Juan de que te publicara eso?”. Juan era Juan Gelman, entonces director de cultura del diario, y le había publicado a Gilio una entrevista con Pablo Neruda. Otra vez, en un reportaje, Ringo Bonavena –mientras manejaba un Mercedes sport blanco tapizado en cuero negro– le preguntó: “Digame, ¿es buena periodista usted?”. La misma periodista que, en 1967, esperó tres noches a Aníbal Troilo para entrevistarlo. En determinado momento, Pichuco le dijo: “Tengo ganas de hablarle largamente de mi madre. Ponga así: mi madre es todo”. Sus reportajes son memorables, manuales de la conversación para todo periodista. En rigor, Gilio había querido ser psicoanalista desde los 14 años cuando leyó Análisis Profano, de Freud. En 2010, libros del Zorzal publicó su libro de conversaciones con grandes psicoanalistas. Ella lo tituló: “Cuando los que escuchan hablan”. Murió el 27 de agosto de 2011 en Montevideo, su ciudad.

Anuncios

Publicado enero 11, 2019 por danielmecca en Apuntes taller de periodismo, Breves

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: