Cantemos, cantemos… (Juan L. Ortiz)   Leave a comment

juanle

Sobre el vapor de sangre,
sutil, sutilísimo,
cantemos.
Cantemos y esperemos.

Sobre el azoramiento pálido,
casi fúnebre,
de las orillas de los arroyos,
que se han quedado sin montes,
cantemos.

Sobre la muerte que han embebido
estas colinas,
estas llanuras,
estos montes,
cantemos.

Sobre la tristeza humilde,
profunda,
de estos campos,
a pesar de su gracias,
cantemos.
Con todas las criaturas
y las cosas;
con las criaturas
ligeramente aún agobiadas
—¿por qué sueño de sangre?—
cantemos.

Cantemos con los animales
—¡ay, los pájaros sin rama
cuando el aire es de pájaros,
celestemente ebrio!—
Cantemos con los animales
y las cosas;
con los animales misteriosos y claros
y las cosas misteriosas y claras;
y las aguas visibles y secretas,
que también esperan,
cantemos.

Cantemos la vida nueva
que espera
a estos hombres
y a estas mujeres silenciosas.
El día armonioso, armonioso,
surgido de húmedas
honduras maceradas
-¿de penas largas
o de humus desconocidos?-
bajo el cielo más ligero.
El día nuevo, palpitando
como un ala en las manos…

Anuncios

Publicado octubre 14, 2014 por danielmecca en Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: