La única lucha es la que se hace: balance de un año histórico para los trabajadores de Clarín   Leave a comment

Fue un año histórico para los trabajadores de Clarín. La expresión no pretende adoptar una exageración retórica, no busca hacer literatura, sino presentar la lucha y las conquistas concretas, profundas y de base que se vivieron este año dentro de los diarios del Grupo.

El 27 de abril de este año, en una asamblea con más de 120 trabajadores en ARGRA, elegimos tres delegados paritarios –uno de ellos quien escribe- que constituyeron la primera representación gremial en los diarios de Clarín, tras los despidos masivos de hace más de 10 años y la posterior construcción de un vacío interno sindical en la práctica y en lo discursivo. Fue la recuperación de un derecho democrático, elemental y legítimo. Firmamos, en ese contexto, la primera paritaria en 37 años en el gremio de prensa. Aquel escenario fue la anticipación de la decisión de los trabajadores de prensa durante todo el año: la lucha de los compañeros de Clarín sería el reflejo de la lucha, la unidad y la solidaridad de todo el gremio de prensa durante 2012.

El incumplimiento paritario que comenzó a realizar Clarín –convenio que la propia empresa firmó- fue directamente proporcional a la organización y a las medidas de sus trabajadores. Tras masivos quites de firmas en Clarín y en todo el gremio de prensa en solidaridad por la causa, conseguimos que la empresa acatara en junio una parte importante de lo que se firmó en el convenio paritario, donde los compañeros más precarizados tuvieron aumentos de más del 35 %. Se consiguió, en ese contexto, que AGEA concretara decenas de pases a planta permanente en las distintas publicaciones –en el diario MUY, por ejemplo, se efectivizó a todos los contratados- logrando poner fin en esos casos a la ilegalidad estructural de los contratos.

Al respecto del acuerdo paritario, es importante remarcar que Clarín adeuda el retroactivo de marzo, abril y mayo para los compañeros que estaban por debajo del piso de su categoría al momento de la actualización en junio. Además, Clarín les debe a todos los trabajadores los incrementos retroactivos a abril y mayo, al igual que los retroactivos de agosto y septiembre (ya que Clarín otorga su segundo aumento recién en octubre). También adeuda las dos sumas fijas de $500, correspondientes a septiembre y noviembre. Para dimensionar el incumplimiento: en el caso de un cronista que en marzo de 2012 percibía un sueldo bruto de $ 3330, la empresa le debe, a diciembre de 2012, casi $ 7800. En el caso, por ejemplo, de un redactor que en marzo de 2012 percibía un sueldo bruto de $6076, deja de percibir en diciembre de 2012 unos $ 2000 por el incumplimiento.

Todos los reclamos fueron elevados al Ministerio de Trabajo –órgano fiscalizador del acuerdo paritario-, quien citó en seis oportunidades a Clarín, pero la empresa, a diferencia de los paritarios, jamás se presentó. Sólo hizo llegar, en la última ocasión, un texto firmado por la Cámara patronal Aedba donde argumentan, entre otros aspectos, que los aumentos de AGEA son mayores al paritario (un hecho falaz que fue respondido y demostrado a través de un escrito ante el Ministerio). En los últimos días, volvimos a presentar otro escrito ante la cartera laboral solicitando esta vez al Ministerio de Trabajo una inspección en Clarín para la verificación del incumplimiento.

No son números abstractos ni tampoco histrionismo económico: es lo que corresponde por ley a cada trabajador del diario. Fue el propio incumplimiento que generó, en septiembre, uno de los vértices de la lucha que derivó en un nuevo y masivo quite de firmas en los diarios de Clarín. La medida fue acompañada por un aplausazo de quince minutos del 27 de septiembre pasado. Ese día, compañeros de los diarios como Olé, Muy, La Razón, Zonales, entre otras publicaciones, se acercaron masivamente a la redacción principal de Clarín, para comenzar, junto con los del diario homónimo, un aplauso de 500 trabajadores que duró 15 minutos ininterrumpidos.

Todas estas medidas fueron la arquitectura de un proceso de maduración gremial, y crearon las condiciones para avanzar en nuestros derechos: así, el 15 de noviembre de 2012 elegimos la Comisión Interna de AGEA-Clarín. Fue un día fundamental, donde votaron 505 compañeros. Las elecciones se llevaron adelante con total normalidad, con un clima de emoción. Se armaban colas para votar en las urnas. El escenario se presentaba así con la completa naturalización del acto eleccionario: no había miedo en los compañeros, sino, por el contrario, la afirmación y la conciencia histórica de estar peleando por sus derechos. Recuperamos de este modo un instrumento clave para hacer valer nuestros derechos como trabajadores de prensa.

Desde entonces, la empresa aún no recibió a la Comisión Interna electa ni acató el pleno cumplimiento del acuerdo paritario, tal como lo dispone el convenio. Este escenario nos anticipa el preámbulo sindical de 2013: será nuestro compromiso defender y desarrollar estas conquistas que conseguimos entre todos con mucho esfuerzo. Y estos logros no se consiguieron desde lo individual -en el campo gremial no valemos nada solos-, sino a través de una expresión colectiva determinante.

Alguien escribió alguna vez que la historia no está hecha para los escépticos. Los laburantes de Clarín no lo fuimos, no lo somos: había que poner el cuerpo, saber que no hay teoría de lucha sin una práctica concreta; saber que transformar la realidad es siempre transformarnos a nosotros mismos en la misma acción: ésa es la afirmación de todo latido. Gracias por la confianza que me dieron muchos de ustedes para llevar adelante mi responsabilidad como uno de los delegados paritarios.

El 2013 se acerca con la apertura de negociaciones paritarias colectivas del gremio de prensa; se acerca con el derecho básico a que la empresa reciba a la Comisión Interna (CI) electa democráticamente, y respete y pague lo que nos adeuda; con la precisión de desarrollar el tejido gremial, de mejorar las condiciones laborales y de lograr, sencillamente, un diálogo sindical con Clarín tal como sucede en el resto de los diarios con sus respectivas CI. Que el año que viene, así, afirme un compromiso colectivo, horizontal, solidario entre los compañeros y con el resto de los diarios del gremio; que despliegue una conciencia organizada por nuestros legítimos derechos. Porque si algo se demostró este año en Clarín es que la lucha nunca se dice: la única lucha es la que se hace.

Brindemos por estas conquistas que logramos entre todos.

Felicidades y fuerza!,
Daniel.

5004

@delegadosclarin
www.delegadosparitariosclarin.wordpress.com
www.comisioninternaclarin.wordpress.com

Anuncios

Publicado diciembre 31, 2012 por danielmecca en Archivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: