Aquella llama ardiente   Leave a comment

‎”Ah cómo canta el agua soñando con la reencarnación y cómo la escucha secretamente la glándula lacrimal de una hierba, porque el vivir no es más que dar nombres a las cosas que te circundan mientras dura tu vida, porque el existir es igual que no existir, porque el vivir es igual que no vivir. Qué tranquilo parece el centro de aquella llama ardiente. Quisiera lleva una vela herida y entrar en un rocío de la amada, para dormirme allí, tranquilamente”.

Poema “Cómo un rocío en las hierbas”, de Hwang Ji-Woo. Del libro “No brilla la luz verdadera”.

Anuncios

Publicado abril 30, 2012 por danielmecca en Literatura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: