La sangre de los trabajadores   Leave a comment

“Si esto pasaba ayer hubiera sido mucho menor”, decía un cínico Juan Pablo Schiavi sin escrúpulos días atrás. “Esto pasa por como somos los argentinos, que nos queremos bajar primero para salir antes o no tomar el colectivo”, justificaba el mismo día en que morían 51 personas. Así afloraba la estrategia político discursiva de la criminalización de la víctima, contra los trabajadores, desligando culpas, responsabilidades. Para cerrar la estrategia, después vino la siguiente fase de la propia victimización política: presentarse como particular querellante en la causa, lejos de la realidad que refleja no su desidia, sino su complicidad política. Ahora bien: ¿qué pasó con las denuncias de 2005 contra las concesionarias de los servicios ferroviarios? ¿Qué pasó con el informe de la Auditoría General de la Nación sobre el incumplimiento de la seguridad operativa de TBA, o contra la advertencias de la CNRT por el mantenimiento? ¿Qué pasó con los subsidios millonarios a la empresa TBA que, en enero de este año, fue de 77 millones, según datos oficiales, y el año pasado alcanzó los $133.441.000? ¿Qué pasó con el discurso nac&pop? ¿Qué pasa con los negocios millonarios con el grupo Cirigliano, entre otros, mientras la siguen pagando con la vida y la sangre los trabajadores? ¿Por qué el silencio de la presidenta Cristina Kirchner? ¿Quiénes se hacen responsables?

Anuncios

Publicado febrero 27, 2012 por danielmecca en Editoriales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: