Tata Cedrón: "Charly es como Gardel"   Leave a comment

El músico y creador del legendario Cuarteto Cedrón —que ya lleva casi medio siglo de vida— ofrece una mirada profunda sobre el rock y la juventud, en cuyo marco cuestiona que hubo una política ideológica que arrancó las raíces musicales del país. Sensible y encabronado, en esta entrevista el “Tata” le dará consejos a los jóvenes rockeros, y hablará durante casi dos horas del tango, del mercado, de la poesía, de los Beatles, y, por supuesto, de su admiración por Charly García.

Por Daniel Mecca

—El otro día, cuando toqué en la 9 de Julio, vino Charly García, me abrazó y me dijo: compañero —dice el “Tata” Cedrón, mientras se le enternece la voz grave, como si lo atravesara un remolino delicado, como un silencio de bandoneón, en términos homeromanzinistas—-.Yo soy mayor que él, pero fue como si me hubiese saludado Gardel, por el cariño que le tengo. Charly dice lo mismo que yo respecto al marketing, sobre este sistema de mierda. Es como Dios, te lo digo en chiste, eh. Charly es como Dios: no es ningún boludo.

Todo había empezado días antes cuando, por teléfono, el “Tata”, leyenda del tango que sigue palpitando, había adelantado que tenía mucho para decir a los jóvenes rockeros. El mismo “Tata” que volvió en 2004 de París, Francia, luego de más de 30 años (iniciados con el exilio en los 70’ a causa de la última dictadura militar), para radicarse en Villa del Parque; este “Tata” que, con su eterno Cuarteto Cedrón —que tiene casi medio siglo de existencia— musicalizó a poetas como Raúl González Tuñón, “Paco” Urondo, Juan Gelman, Julio Cortázar, Enrique Molina, Evaristo Carriego, Bertolt Brecht y Dylan Thomas; hablamos de Juan “Tata” Cedrón, nacido en 1939, que dialogará con MAVIROCK en la sala de su casa durante casi dos horas.

Verborrágico, reflexivo, encabronado, sensible, poeta: allí está él, sentado en su escritorio, con ese tono de voz de café porteño de los años 50, con ese movimiento cedroniano en las manos que arrancó cuándo tenía 14 años y agarró por primera vez una guitarra. Por eso, con toda esa experiencia, el “Tata” —entre la puteada y la poética— hablará de todo: del tango, del mercado, de los Beatles, de Atahualpa Yupanqui, de política y de Cromañón (Ver también “El ´Tata´por el ‘Tata’). Pero, sobre todo, hablará paternalmente de los jóvenes y la música, y, en ese marco, puteará con cariño al rock, y reconocerá que tiene una debilidad allí dentro: Charly García.

—El otro día me preguntaron qué me había perdido cuando estuve 30 años afuera, y yo contesté que a Charly García. Realmente es un referente musical para la Argentina.
—¿Qué tiene musicalmente Charly que merece su admiración?
—Tiene mucho que ver con lo que hacemos nosotros con el Cuarteto Cedrón, la manera de armonizar, las estructuras rotas. Me gustan sus ideas musicales, cómo integró el acompañamiento, cómo integra a la gente.
—Ya dijo que se perdió de Argentina cuando estuvo en el exilio. Ahora le pregunto ¿qué es lo que encontró cuándo regresó?
—¡A Charly García! Eso es borgiano, ¡no me digas que no! (risas). Ahora hay un grupo que se llama Paso Sulky, que es extraordinario. Hicieron canciones de Gardel del 1900, y hablan del gaucho, pero es rock; es extraordinario porque cantan con voz argentina y no como John Lennon, y eso es lo que está pasando con estos chicos que están volviendo a nuestra manera de cantar. Hay también una chica llamada Susana Ratcliff: es bárbaro lo que hace, música de acá, de este pago.
El “Tata”, que el año pasado sacó con el Cuarteto Cedrón el CD doble GODINO y CORAZÓN DE PIEL AFUERA (2010), que se suma a los más de 30 discos que hicieron, putea contra las políticas neoliberales que, jura, hicieron de la música un producto:
—¿Sur es un tango o un producto? Inventaron en la música el asunto de gestionar, ponen a cualquiera que es gestor o productor. Los gestores están dentro de la ignorancia que ocupa cargos, y no saben un carajo, ¿entendés?
En ese tono, el “Tata” profundiza sobre el rock y habla de “una política de penetración por la cultura” y de “una política ideológica donde te mandan a los Beatles, mientras acompaña cada palabra con un golpe en la mesa, como si construyera un metrónomo con las manos.
—Yo soy el primero que dice que los Beatles son extraordinarios, pero con esta penetración, todo el mundo empezó a imitar. No es que yo puteo al rock, ponelo bien grande, no tengo nada contra los rockeros, me parecen gente extraordinaria. Nosotros hemos tocado con La Cofradía de la Flor Solar, con Almendra; pero imitar no es bueno: ¿por qué vinieron todos con el flequillito? No son genuinos. Entonces hubo una imitación, y cuando se imita no va; metieron guitarra eléctrica, pianito electrónico, todos empezaron a cantar agudos como cantaba Lennon, y acá no se cantaba con la voz aguda. ¡Acá no se cantaba así! No digo que está mal o bien, pero nuestra identidad era otra.
Esa identidad que tiene en su sangre a Carlos Gardel, Osvaldo Pugliese, a Julio De Caro, Aníbal Troilo, Enrique Cadícamo, Pascual Contursi, Homero Manzi y Cátulo Castillo, por nombrar algunos grandes.
—Construyeron una cultura nacional, de este país, que quiere decir paisaje: el país es el paisaje, es el pago, y nuestra herencia se fue al diablo. Hoy, la ideología de este sistema de porquería, liberal, capitalista, te dice que tenés que triunfar, ser más que el otro, ganar más guita.

El “Tata” busca algo sobre la mesa, una letra, una partitura, un latido, y que dónde carajo está, que acá está. La mira de cerca: es un tango inédito de Manzi. El “Tata” sumerge la voz y lee:
Soplo con alma del novecientos
barre la tierra del corralón.
El baile acorta los miramientos
y acorta el brazo de la intención.

—¡Qué ternura!, ¿podés creer esa letra? La gente del rock tiene ese pasado, esos padres que te mencioné antes. Pero también tienen otros: Jimi Hendrix, John Lennon, los Beatles, Bob Dylan, y ya vinieron todos cantando baladas del country del Far West norteamericano, ¿eso es nacional? ¡Por favor! ¡Pero decilo, eh! El rock está bien, es fenómeno, pero ¿cómo hacemos con el pasado? ¿Cómo se va a refundar? Saldrá otra cosa, pero tenemos que saber que no hay que negar a tus pasados; la refundación va a ser como una fusión. Ahora los jóvenes están volviendo. Hay una evolución. También hay muchas bandas rockeras que en la estética letrista tomaron cosas del tango; en ese sentido decíamos que el rock era la continuación del tango.
El “Tata” Cedrón agarra la guitarra. Canta una de Manzi. Le tiembla la voz como un corazón.
—Le daría un consejo a un rockero: no toquen solo rock; toquen una chacarera, un bolero. Gardel, antes de morir, te cantaba cosas folclóricas. Hay que avivarse: salgan del rock, quiero decir sigan al rock, pero también hagan un vals, ¿entendés? No te digo que hagan la música del Cuarteto. Y eso lo digo bien, con cariño, porque yo escucho rock, y, de hecho, tocábamos en los mismos Café Concert de la Plata con Los Redondos, con la Cofradía. No renegamos de eso.
—Con casi 50 años que ya lleva el Cuarteto: ¿qué siente que están dejando en la gente?
—Estoy feliz, sensible con la juventud que reconoce al Cuarteto; la gente del rock está haciendo cosas nuestras y tiene una mirada hacia nosotros, que significa mirar las raíces de uno.
—¿De qué manera piensa y siente hoy a la música respecto a sus primeros años de músico?
—En el sentimiento igual. Yo por ejemplo cantaba un vals…
El Tata agarra la guitarra, hace una bajada musical de tonos con la quinta cuerda.
…—Y se me caían las lágrimas, y lloraba, me daba una emoción tan grande, enorme y ahora me sigue pasando igual al hacer esa bajada.
Como dijo alguien, el tango está lleno de despedidas. Y acá, también. El “Tata” se despide, pero antes comentará que le gustaría musicalizar el poema “Vendrá la muerte y tendrá tus ojos”, de César Pavese, y que siempre encuentra belleza en el poema, aunque, citando a Raúl González Tuñón, dirá que detesta las teorías absolutas. “Contempla el mundo”, aconsejaba Tuñón a los jóvenes. Y el “Tata” se queda allí, al pie de la letra, contemplando el mundo, cerca de una foto de Gardel, entre su admiración por Charly, entre esos poemas que guarda en su memoria como sonidos delicados de bandoneón.



FRASES DESTACADAS:

“Ahora los jóvenes están volviendo. Hay una evolución. También hay muchas bandas rockeras que en la estética letrista tomaron cosas del tango; en ese sentido decíamos que el rock era la continuación del tango.”

“Le daría un consejo a un rockero: no toquen solo rock; toquen una chacarera, un bolero. Gardel, antes de morir, te cantaba cosas folclóricas. Hay que avivarse: salgan del rock, quiero decir sigan al rock, pero también hagan un vals.”

El “Tata” por el “Tata”

Tango
“El tango es otra historia, no es el marketing, la venta; no es una escenografía, un buzón, un malevo, la viejita que llora. Atrás está Piazzola, Troilo, Pugliese, Cadícamo, Pedro Maffia, Manzi, Arolas; hay una historia que tenemos nosotros, y que es nuestra identidad”.

La Chicana
“Lo que hace La Chicana es extraordinario, es uno de los grupos faros que se acercó al tango desde el rock, y es importante lo que han hecho. Ahora van a sacar un disco doble donde varían con la poesía, un poco la línea que inventamos con el Cuarteto Cedrón. Y no es que imitan: ellos tienen una personalidad, un estilo propio”.

La revolución
“La revolución es permanente, para siempre; siempre hay que cambiar las cosas, esa es la manera de ser revolucionarios: cuestionarse la realidad constantemente, las cosas que pasan”.

Goyeneche
“Yo soy fanático de Goyeneche, me parece extraordinario. Después lo comercializaron, lo vendieron, ¡le hicieron cantar 45 mil tangos en un día y todos iguales!, Pero Goyeneche fue uno de los últimos grandes cantores; todavía queda Podestá, pero aún nadie se avivó que está vivo, salvo algunos pendejos. La mejor época de Goyeneche fue hacia finales de los sesenta, más o menos. Luego a la gente le gustó porque estaba hecho mierda, temblaba, la cosa caricatural del tango. Pero no, el tango tiene pudor, no es caricatura”.

El Cuarteto Cedrón y la filosofía
“Antonia García Castro publicó el libro Cuarteto Cedrón: tango y quimera. Ella piensa que es filosofía lo que hacemos nosotros y yo fui hasta sexto grado, eh, no hace falta ir a la universidad para ser filósofo. Hay algunos filósofos que ahora están promocionados, que salen con spots hasta en la televisión: ¡que vengan a verlo en vivo, vengan a verlo en vivo!, que va a hablar sobre Foucault. ¡Por favor! Otro comercio”.

Cortázar:
“Yo fui muy amigo de Julio Cortázar. De hecho, hay un cuento de él llamado Mis amigos, que habla sobre un día que vino a mi casa, y que está en el libro “Un tal Lucas”. Nos inmortalizó. Yo he hecho una canción con él, Canción sin verano, aparte del disco en el cual canté poemas suyos”.

Cromañón:
“Lo de Cromañon, aparte de la cosa musical, fue la ignorancia de la gente, de la brutalidad. Otra ignorancia de los que ocupan cargos fue que hayan cerrado todo porque sucedió eso. Fue un hecho brutal, de desamadre, de gente o dopada o inculta o bruta o desaforada, llamalo como quieras, sí, los que tiraron la bengala; después la cosa de la guita de meter tres mil tipos donde entran trescientos, cosas de este sistema puto; pero lo que siguió después, haber prohibido todos los boliches, porque se cierra todo, no hay más laburo, ni los músicos, pero no solamente los rockeros sino también a nosotros”.

Política
“Es extraordinario lo que se hizo con la política de derechos humanos. Yo siempre he luchado y he estado en contra de la injustica, y una de las injusticas es que hayan hecho desaparecer a la gente, que no le den de comer, y que haya ignorancia que ocupen cargos. El gobierno de Kirchner, con la política de los derechos humanos, ha hecho un trabajo extraordinario que no es tan fácil”.

Para adquirir el libro sobre el Cuarteto Cedrón, como así también sus discos, lo pueden hacer en Zivals, ubicado en la esquina de Corrientes y Callao.
Blog del ‘Tata’ Cedrón: http://elcedroniano.blogspot.com/

(Nota publicada en la revista Mavirock N°20)

Anuncios

Publicado noviembre 29, 2011 por danielmecca en Notas en la prensa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: